Las Bases de la Educación por Torkom Saraydarian

Las Bases de la Educación por Torkom Saraydarian

Niña corazón.jpg

La mayoría de la gente inteligente sabe que la educación en todo el mundo es un gran fracaso, pero no saben cómo crear una nueva educación. Los profesionales piensan que: se debe cambiar el plan de estudios; se deben cambiar las técnicas de enseñanza; se debe utilizar un equipamiento moderno; se debe utilizar más medios audiovisuales -tales como la televisión o los computadores- en las escuelas; se debe tener profesores más comprometidos; se debe tener a los profesores bien remunerados; se debe incluir a los padres; se debe hacer la educación más atractiva; se debe forzar al perfeccio-namiento en los estudiantes para que puedan encontrar empleos; se debe tener una mejor ubicación para las escuelas; se debe tener un ambiente agradable para los estudiantes y profesores; se debe tener un año escolar más largo, etc, etc, etc. Hubo un humorista que solía ponerle inyecciones a las hojas enfermas que ya se habían desprendido del árbol. Eso es exactamente lo que la mayoría de los educadores están haciendo. Están trabajando para corregir los efectos, sin descubrir la causa del fracaso de la educación. ¿Cómo podemos introducir un cambio real en la educación? Sólo mediante el establecimiento de un nuevo objetivo para la educación, y con una fuerte explicación acerca del efecto que este nuevo propósito tendrá, tanto en los estudiantes como en los profesores. Sin la creación y el establecimiento de tal fin, toda la educación yacerá en el abismo del fracaso final. ¿Cuál es el propósito de la educación? De una manera corta y breve podemos decir: “guiar a cada estudiante hacia la perfección con el fin de servir a la raza humana”. Esto constituye el método más práctico y la fórmula más atrayente para la educación. Permítanos explicarles en pocas palabras esta fórmula: 1. Perfección significa el mejor estado y condición posible en la cual un estudiante puede revelar su más alto potencial, tanto físico como emocional, mental y espiritual. 2. Para servir a la raza humana. El objetivo de la educación se ha construido sobre intereses individuales o sobre intereses nacionales. Esto debe cambiar. Cada estudiante debe saber que todos los conocimientos y talentos deben ser utilizados para guiar a la humanidad hacia la perfección, hacia la mejor salud, felicidad, éxito, cooperación, paz, libertad. El estudiante debe darse cuenta de que el estado de toda la humanidad es la única base sobre la cual puede basar su futura felicidad y éxito. Hubo una época en donde la gente sólo se preocupaba acerca de su propia felicidad, pero después las personas se preocuparon por el éxito y felicidad grupal. En este momento, cada nación está preocupada por su propio éxito y felicidad, pero también la gente se está dando cuenta de que tal entendimiento es anticuado y no puede contribuir al futuro. Muchos millones de personas están ahora observando la realidad de que sólo hay una humanidad, y de que cada nación, cada grupo, cada individuo se ve afectado por las condiciones en que está viviendo la humanidad. Los planes de estudios de la nueva educación se deben basar en estos fundamentos: la humanidad es una y el deber sagrado de cada individuo es el de servir a la humanidad de manera que guíe a los seres humanos hacia la perfección. Esta visión creará milagros en las escuelas y como algo único en miles y miles de años, la educación servirá a su verdadero propósito. Con todos sus conocimientos y tecnología, las personas se sienten frustradas frente a la triste condición de la humanidad y tratan de mejorar el sistema educativo cambiando la forma de la arcilla, pero utilizando la misma arcilla. No importa cuántas formas distintas se pueden crear con la misma arcilla, la esencia misma de ésta -la educación-, no puede ser cambiada. Tenemos que hacer un gran avance hacia un nuevo objetivo en la educación vertical: la humanidad y el servicio. Se trata de hacer un esfuerzo horizontal para mantener a la humanidad integrada. Hasta el día de hoy nuestra educación se centra en “mí y para mí”. Esto es lo que debe ser cambiado en el nuevo sistema educativo, si no esta era de autointerés egoísta ¡existirá para siempre! Nuestra educación es terrenal, pero tenemos una nueva generación que está vinculada en el espacio al alma y al espíritu -e interesada en realidades trascendentales. No existe una escuela que converja con tales valores. Nuestros libros de historia son libros de guerra y destrucción. Nuestra ciencia es utilizada para la destrucción masiva. Nuestras religiones son todas separatistas. La directriz principal de nuestra economía es la codicia. Aquellos que son seres avanzados se sienten frustrados con esta situación, y no pueden ir a ningún lugar en donde tales valores trascendentales sean enseñados. Los antiguos tenían a los misterios de los egipcios, de los hindú y griegos para satisfacer su sed de tales almas avanzadas. ¿Dónde pueden ir nuestras almas avanzadas? La educación debe ser capaz de poner a disposición instituciones en donde las personas puedan aprender acerca de cómo lograr un cuerpo perfecto, aprender sobre la relación de los derechos humanos y así sucesivamente. ¿Cómo pueden cultivar tanto la mente concreta y la abstracta? ¿Cómo pueden obtener información real acerca de otros mundos, sobre el alma y la inmortalidad? Los estudiantes se sienten frustrados. Al final de todos sus estudios, ellos se enfrentan con el muro de la materia y el miedo a la muerte. Nuestro sistema educativo se convirtió en una educación materialista cuyo objetivo es hacer dinero para vivir una vida feliz y para obtener una alta posición. Debemos tener colegios y universidades que gradúen héroes, santos, genios, líderes que representen la confianza de la humanidad. Construyamos este tipo de colegios. Preparemos a los docentes equipándolos con la luz del mundo y con la luz de los valores trascendentales. No necesitamos luchar contra las drogas, la prostitución, la delincuencia, si nuestros niños están equipados con valores trascendentales y permanentes y con el poder de observación y discriminación. Ninguna de nuestras fortalezas educativas tiene tal plan de estudios. “¿Valores Trascendentales? ¡Dios mío!” “¿El poder de la observación? ¿Es una nueva revuelta?” “¿La discriminación? ¡Dios mío…!” Ninguna persona se convierte en grandiosa sin desarrollar en su propio Ser un sistema de valores sustanciales. Ni se convierte en un gran Ser sin saber cómo observar. Nadie ha logrado la grandeza sin antes cultivar el discernimiento y la discriminación en su vida. Pero ninguno de estos valores se enseña en los círculos académicos con seriedad. Pero es fácil gastar millones de dólares y perder vidas en la lucha contra las drogas, la delincuencia y la prostitución, porque quienes luchan son educados en nuestro sistema moderno y son alentados para luchar contra las sombras en lugar de luchar contra las causas. La educación y el conocimiento son métodos y sustancias que lideran a la humanidad hacia delante, si es que son basadas en un plan donde todo sea incluido y enfocado hacia un bien común. Si estas bases no existen, la educación y el conocimiento nos guiarán hacia la destrucción, sobre todo ahora que tenemos todo tipo de equipamiento para educar a grandes masas y difundir los conocimientos alrededor de todo el mundo. Una Base Moral no Está Dada por la Ley o por la Religión. Los fundamentos de la moral son la inocencia, la alegría, la belleza, la libertad y la bondad. Si la gente no se basa en la inocencia, la belleza, la libertad, la alegría, la bondad, su educación les traerá dolor, sufrimiento y un sinfín de problemas, y tanto el conocimiento como la educación serán utilizados para la satisfacción de los alimentos, el sexo, el lujo y la tiranía. Debemos ser ciegos para no ver esto en la vida contemporánea. Personas, grupos, naciones y toda la humanidad, han perdido la línea principal. Torkom Saraydarian, (1917-1997), es conocido a nivel mundial como un erudito en religiones comparadas. Fue un gran profesor, escritor, conferencista y compositor de música sacra. Su legado está compuesto por más de 170 libros -de los cuales sólo la mitad de ellos han sido publicados. Su mayor logro en sus escritos fue sintetizar y hacer comprensible en lenguaje común el enorme y complejo cuerpo de conocimientos de la Sabiduría Ancestral. www.tsgfoundation.org

#Educación #Valores #Humanidad

Últimos Posts

Búsqueda por tema

No hay tags aún.